El servicio ferroviario en Madrid y Barcelona se vio interrumpido hoy luego de que una maleta sospechosa activó las alarmas por posibles explosivos, provocando desalojos en estaciones.
La alerta se activó luego de que el escáner de seguridad detecto un objeto con la forma de un posible dispositivo explosivo en el interior de una maleta en un tren de alta velocidad en la estación de Sants, en Barcelona que viajaba a Atocha.
En un breve tuit, la policía nacional informó “Todo vuelve a la normalidad” y explicó que las interrupciones del servicio en las estaciones de trenes de larga distancia y cercanías de la capital española se debían a una falsa alarma.
Redacción Formato 21
Foto: AP
 
 
 

Comentarios