A partir de septiembre en todas las escuelas primarias del país galo los estudiantes no podrán hacer uso de ese tipo de dispositivos.
El ministro de Educación, Jean-Michel Blanquer, dijo que lo que se busca es evitar que los alumnos se desconcentren.

Explicó que cada colegio francés podrá elegir el nivel de dureza de la aplicación de la medida que podrá llegar incluso a prohibir que los escolares lleven el celular a los colegios como medida más radical.

El ministro precisó que la versión menos rígida del reglamento permitirá a los escolares usar el celular en los colegios para usos pedagógicos o para realizar llamadas de emergencia.

Redacción Formato 21
Foto: Archivo F21
 

Comentarios