Las alteraciones en el servicio de una de las redes ferroviarias más transitadas del mundo, ha provocado problemas de movilidad para millones de personas.
Los sindicatos ferroviarios y el gobierno del presidente Emmanuel Macron se mantienen firmes en sus posiciones en una batalla por el plan del ejecutivo para abolir un sistema de beneficios que permite a los maquinistas y a otros mantener sus empleos de por vida.
La empresa ferroviaria estatal SNCF dijo que el 86% de sus trayectos fueron cancelados en todo el país hoy, un porcentaje que fue ligeramente menor en el caso de los trenes regionales.

En la estación Saint-Lazare, en el norte de París, los pasajeros se metían en vagones ya repletos o esperaban en andenes abarrotados.

El paro afectó también al tránsito ferroviario internacional. Los trenes que unen el país con Italia, España y Suiza no prestan servicio. Alrededor de una docena de trenes Eurostar con salida y llegada en Gran Bretaña fueron cancelados, y la circulación entre Bélgica y Alemania se redujo ligeramente.
Redacción Formato 21
Foto: AP

Compartir

Comentarios