Durante su último día de visita a Perú, el Papa consideró al feminicidio que afecta a Latinoamérica como una “plaga”.
En una celebración en la ciudad costera de Trujillo, el Pontífice describió a las mujeres, madres y abuelas como la “fuerza motora” de las familias que, no obstante, son víctimas de una violencia que queda entre paredes.
Recordó que en 2017 Amnistía Internacional denunció que en el continente americano se registraban al menos 12 feminicidios por día, mientras que la Organización de los Estados Americanos dijo, en el mismo año, que pese a avances significativos para erradicarlo, aún hay cifras inaceptables.
Por otro lado, Francisco consoló a los peruanos que lo perdieron todo en las inundaciones de 2017 y les dijo que pueden superar las tormentas de la vida en comunidad y erradicando la violencia que azota al norte peruano.
Redacción Formato 21.
Foto: AP

Compartir

Comentarios