El presidente de Irán, Hasán Rohaní, acusó que las sanciones impuestas por Estados Unidos son ilegales, injustas y contrarias al derecho internacional.
Tras advertir que responderán “con orgullo”, dijo que su país continuará vendiendo su petróleo pese a las restricciones de Washington, con el fin de “hacerles entender”, en un lenguaje claro, que no pueden lidiar con los iraníes a la fuerza, con presión y con sanciones.
Hasán Rohaní puntualizó que Estados Unidos está “aislado”, ya que la mayoría de los países rechazan las sanciones y apoyan el acuerdo nuclear alcanzado por Irán y las grandes potencias en 2015.
Asimismo, el mandatario iraní descartó cualquier negociación con Estados Unidos mientras incumpla con dicho acuerdo nuclear.
Redacción: Formato 21
Foto: AP

Comentarios