Kim ya se encontraba al frente de la Organización Internacional de Policía Criminal de manera interina, tras la súbita “dimisión” de su antecesor, Meng Hongwei, acusado de corrupción en China.

Los delegados de Interpol, reunidos desde el domingo en Dubái, eligieron en asamblea general al surcoreano, que tenía el apoyo de Estados Unidos y que se enfrentaba a Alexander Prokopchuk.

Aunque el cargo de presidente es ante todo honorífico, la candidatura del general ruso de 56 años disgustó a los críticos del gobierno de Vladimir Putin, que temían que la organización se convirtiera en un instrumento de influencia del Kremlin.

El secretario de Estado norteamericano Mike Pompeo, alentó a todas las naciones y organizaciones que forman parte de Interpol y respetan el estado de derecho, a elegir a un jefe íntegro y se pronunció en favor de Kim.

Cuatro senadores estadounidenses pidieron a los 192 miembros de la mayor organización policial del mundo que rechazaran la candidatura de Prokopchuk.

 

 

Redacción Formato 21

Imagen: Twitter @INTERPOL_HQ

Comentarios