Mariana Gutiérrez Lara, académica de la Facultad de Psicología de la UNAM, señaló que tener un padre sobreexigente, sobrecontrolador o sobreprotector se ha sumado a las razones por las que los niños en México presentan ansiedad o depresión.
En conferencia, la investigadora precisó que según las estadísticas nacionales el 20 por ciento de los niños en México presentan este tipo de problemas emocionales.
Entre las causas que provocan la hiperpaternidad, es el estilo de crianza en que lo padres intentan que sus hijos sean buenos en todo, así como controlar sus relaciones sociales y emocionales al mismo tiempo que les sobreexigen y los sobreprotegen.
La Facultad de Psicología ha realizado estudios sobre los tipos de crianza que existen en México, y encontraron que existen principalmente tres: autoritaria, negligente y conciliadora.
Gutiérrez Lara indicó que entre 35 y 38 por ciento de los padres son autoritarios, y el resto se divide entre los conciliadores y negligentes.
En cuanto a la crianza de padres conciliadores, expuso que tienen reglas y control sobre el pequeño, pero altos niveles de afectividad y enseñanza para resolver los problemas, y los negligentes son los padres que autorizan todo y no establecen límites ni reglas, y consideran que no deben estar por encima de sus hijos.
La académica recomendó observar y escuchar a los hijos propios y ajenos, pues mientras un niño hiperactivo puede estar feliz si lo sobrecargan de actividades, uno pasivo puede sentirse abrumado.
Redacción Formato 21
Foto: Archivo F21
 

Comentarios