Al reunirse con los integrantes de la Confederación Patronal de la República Mexicana en la Ciudad de México, el precandidato del PRI a la jefatura de gobierno, Mikel Arriola les garantizó que él no ha robado un peso y puede combatir a quienes buscan llegar a los puestos para hacerlo.
En el encuentro los empresarios se quejaron de la corrupción y de los trámites sin transparencia que se llevan a cabo en las 16 delegaciones y que impiden que los negocios no se consoliden ni formalicen de manera puntual y honesta.
Arriola Peñalosa planteo frenar la inseguridad y dar certeza jurídica a las inversiones en la capital del país, y reiteró que meterá a los servidores públicos y jefes delegacionales corruptos a la cárcel.
Con información de Jorge Almaquio
Redacción F21
Foto: @Coparmex_CDMX

Compartir

Comentarios