Así lo reconoció el presidente Enrique Peña Nieto al hablar sobre los avances que se registraron durante su sexenio.
Al participar en la clausura de la Reunión Nacional de Industriales de la (Concamin), sentenció que, si queremos cerrar las brechas de desigualdad que todavía persisten, se debe generar mayor riqueza y mayor crecimiento económico.
Peña Nieto puntualizó que las reformas impulsadas por su gobierno no eran cambios aislados, sino parte de una larga transformación que nuestro país inició hace 30 años, para reemplazar un modelo de desarrollo agotado, que impedía generar el crecimiento y la prosperidad que nuestra sociedad demandaba.
Defendió los resultados de la política económica instrumentada y que se tradujeron en una mayor generación de empleos, la llegada récord de inversión extranjera directa, estabilidad económica y una inflación anual de apenas cuatro por ciento en promedio, cuando en la década de los ochentas era de 88 por ciento al año.
Además, aseguró que en los últimas tres décadas, el ingreso por persona, medido en términos del Producto Interno Bruto (PIB), se triplicó de seis a 18 mil dólares anuales per cápita.
Con información de Víctor Gamboa

Redacción Formato 21

Foto: gob.mx

Comentarios