Una plaga de langostas pone en riesgo la realización de la Copa del Mundo, luego de que el gobierno ruso informó que una peste de esos insectos podría afectar los campos en los estadios.
Pyotr Chekmaryov, supervisor de protección de cultivos del ministerio de agricultura, advirtió que las langostas devoran grandes planicies de pasto en Rusia, por lo que existe la amenaza de que afecten los campos de juego.
El funcionario señaló que, aunque han aprendido a enfrentar a los insectos, el gobierno ruso teme que ésta vez terminen sumidos en un escándalo internacional por la presencia de langostas.

Chekmaryov añadió que a los insectos les gustan los lugares donde pasto verde, por lo que la administración del presidente, Vladimir Putin, tiene como prioridad no sufrir una deshonra frente al mundo por una plaga de insectos en los estadios que serán sede del Mundial de Futbol.
Redacción Formato 21
Foto: AP

Comentarios