El icónico músico de los EE.UU. Neil Young se ha unido a la ya de por sí larga lista de músicos que se oponen a que el mandatario Donald Trump use sus canciones en actividades políticas.
Young, de origen canadiense, publicó un comunicado en su sitio oficial para manifestar su molestia por el uso de “Rockin’ in the Free World” en los mítines del mandatario estadounidense.
 
“DT (Donald Trump) no tiene mi autorización para usar la canción ‘Rockin’ in the Free World’ en sus actividades. Legalmente, tiene el derecho, pero va contra mi voluntad. Lo dejé muy claro cuando él tocó la canción al anunciar su candidatura. Le dije entonces, en una carta pública, que dejara de ocuparla”, expresó el cantautor.
 

Young cerró su misiva asegurando que Trump “no representa a la gente de Estados Unidos que conozco y amo”.

 



 

Comentarios