El presidente de Cataluña, Carles Puigdemont, informó al Gobierno español que el Parlamento local no declaró la independencia el pasado 10 de octubre, pero advirtió que lo hará si no hay diálogo y continúa la represión del Estado, que amenaza con suspender la autonomía regional.

Ante el amago de Puigdemont, el Jefe del Ejecutivo español, Mariano Rajoy, anunció que continuará con la aplicación del artículo 155 de la Constitución, que le permite intervenir en los asuntos de una región, al no dar por buena la respuesta del presidente catalán.

El Gobierno español convocó a un consejo de ministros extraordinario para el sábado, donde se pretenden aprobar las medidas para restaurar la legalidad y el orden constitucional, recuperar la convivencia pacífica entre ciudadanos y frenar el deterioro económico causado por el desafío independentista.

Puigdemont tenía de plazo hasta las 10 de la mañana de este jueves para responder al requerimiento que lo emplazaba a desistir en sus ambiciones independentistas y aclarar con un sí o un no, si había declarado la emancipación del territorio a su cargo.



Redacción Formato 21
Imagen: Twitter

Comentarios