Así lo aclaró el Jefe de Gobierno capitalino, José Ramón Amieva, en entrevista con Guadalupe Juárez, en la Red de Radio Red, ante las críticas que generó el retiro de las placas con el nombre del ex presidente Gustavo Díaz Ordaz, del Metro y de la Sala de Armas.
Sostuvo que esas placas no tienen ningún catálogo cultural, ni están reguladas, y que su retiro obedeció a un clamor popular de usuarios del Sistema de Transporte Colectivo Metro, así como de deportistas que participaron en los Juegos Olímpicos de 1968.
José Ramón Amieva manifestó que ese retiro, es un mensaje a 50 años del movimiento estudiantil, y que no se detendrá la obra en ese importante medio de transporte.
El Jefe de gobierno precisó que las placas no serán destruidas, y que si algún historiador propone su ubicación como memoria histórica, estarán atentos a cualquier sugerencia.
Puntualizó que las placas se encuentran en los almacenes del STC, y que el procedimiento se llama baja de bienes inmuebles.
Redacción Formato 21
Foto: TW / @amievajoserra

Comentarios