La Real Academia Sueca de las Ciencias entrega el Premio Nobel de Química 2018 por un lado a la estadounidense Frances H. Arnold, y por otro a su compatriota George P. Smith en conjunto con el británico Sir Gregory P. Winter, quienes han tomado el control de la evolución y han usado los mismos principios, el cambio genético y la selección, para desarrollar proteínas que resuelvan los problemas de la humanidad.
Frances Arnold realizó la primera evolución dirigida de las enzimas, que son proteínas que catalizan las reacciones químicas, este proceso se utiliza para fabricar desde biocombustibles hasta productos farmacéuticos.
George Smith desarrolló un método conocido como visualización de fagos, en el que se puede usar un bacteriófago, virus que infecta las bacterias, para desarrollar nuevas proteínas.
Sir Winter ha utilizado la exhibición de fagos para producir nuevos productos farmacéuticos. En la actualidad este método ha producido anticuerpos que pueden neutralizar las toxinas, contrarrestar las enfermedades autoinmunes y curar el cáncer metastásico.
Cabe destacar que Arnold se convierte en la segunda mujer en ganar el Premio Nobel en esta edición, después de que la canadiense Donna Strickland se llevara el galardón de Física.
Redacción Formato 21.
Foto: TW/@NobelPrize

Compartir

Comentarios