Francisco pidió que las innovaciones tecnológicas sean empleadas para el cuidado de la Tierra, y que la inteligencia artificial se ponga al servicio de la humanidad, en un mensaje al Foro Económico Mundial de Davos.
El texto, llevado a la reunión personalmente por el cardenal Peter Turkson, prefecto del Dicasterio para el Servicio al Desarrollo Humano Integral del Vaticano, pidió que la robótica no sea una amenaza para el hombre, “como algunas valoraciones prevén, por desgracia”.
También habló de las recurrentes crisis financieras que han causado nuevos desafíos y problemáticas para los gobiernos, como el crecimiento de la desocupación, el aumento de varias formas de pobreza, la ampliación de la brecha socioeconómica y las nuevas formas de esclavitud, a menudo vinculadas a conflictos y migraciones.
En su mensaje, el pontífice consideró fundamental salvaguardar la dignidad de la persona humana, especialmente ofreciendo, a todos, verdaderas oportunidades para un desarrollo humano integral y mediante políticas económicas que favorezcan a las familias.
El Papa insistió en que la inteligencia artificial, la robótica y otras innovaciones tecnológicas deben ser aplicadas para contribuir al servicio de la humanidad y para la protección de la causa común.
Redacción Formato

Foto: AP

Compartir

Comentarios