Durante su audiencia semanal ante miles de fieles reunidos en la plaza de San Pedro del Vaticano, el pontífice pidió a los fieles, los sacerdotes y los obispos que guarden sus teléfonos móviles y dejen de tomar fotos durante la misa porque “no es un espectáculo, sino el camino a la pasión y la resurrección del señor”.
 Recordó el momento en el que el sacerdote dice: “levantemos el corazón”, lo quje no significa, dijo el obispo de Roma, “levantar el teléfono móvil para tomarr una foto. No, eso es feo”.
El papa Francisco dijo sentir mucha tristeza cuando celebro misa en la plaza de San Pedro o en la basílica y ve tantos celulares alzados, no sólo de los fieles, sino también de algunos sacerdotes, incluso, de los obispos.
En el inicio de una nueva serie de catequesis semanales que se concentrará sobre el significado de la misa para los católicos, el pontífice también pidió enseñar bien a los niños a hacer correctamente la señal cruz al persignarse, porque muy a menudo sólo hacen un garabato nada más.
Redacción Formato 21
Foto: AP

Compartir

Comentarios