Francisco donó unos 100 mil dólares para los afectados en la isla de Sulawesi, en Indonesia, golpeada por violentos movimientos sísmicos y un tsunami.
La noticia de este apoyo fue anunciado por el Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral, organismo del Vaticano que coordina las labores de caridad a nombre del Papa en diversas partes del mundo.
Al menos mil 400 personas murieron y miles resultaron heridas por estos fenómenos naturales, a los cuales se ha sumado, en las últimas horas, la erupción del volcán del Monte Soputan, ubicado en la misma isla.
La Santa Sede precisó que dicha suma es una inmediata expresión del sentimiento de espiritual cercanía y de paterno ánimo del santo padre hacia las personas y los territorios afectados.
La misma será repartida entre las zonas mayormente afectadas por la catástrofe, a través de la nunciatura apostólica, la embajada del Vaticano en Indonesia.
Esta primera contribución del Vaticano se sumará a otras ayudas que se están activando en toda la Iglesia católica y que involucran, además de varias conferencias episcopales, numerosos organismos de caridad.
Redacción Formato 21
Foto: AP

Comentarios