En  su saludo de Navidad en el balcón central de la Basílica de San Pedro, el Papa Francisco pidió retomar el diálogo en Venezuela y clamó por la paz en el mundo.
“Confiamos Venezuela al Niño Jesús para que se pueda retomar un diálogo sereno entre los diversos componentes sociales por el bien de todo el querido pueblo venezolano”, dijo el papa Francisco en el tradicional mensaje Urbi et Orbi de Navidad, asomado al balcón central de la Basílica de San Pedro y ante miles de personas en la plaza vaticana.
El Sumo Pontífice también renovó su reclamo de una “coexistencia pacífica de dos Estados” para Israel y Palestina, y recordó a los niños víctimas de las guerras en Siria e Irak.
Pidió rezar para que en la península coreana se superen los antagonismos y aumente la confianza mutua por el bien de todo el mundo.
Llamó a ver a Jesús en los niños de África, especialmente en los que sufren en Sudán del Sur, en Somalia, en Burundi, en la República Democrática del Congo, en la República Centroafricana y en Nigeria; así como en todos los pequeños de aquellas zonas del mundo donde la paz y la seguridad se ven amenazadas por el peligro de las tensiones y de los nuevos conflictos.
Tras su discurso, el Papa rezó con la multitud la oración mariana del Angelus. Luego dirigió su “cordial felicitación” a quienes llegaron hasta la plaza de todas partes del mundo, y deseó una ¡Feliz Navidad!.
Redacción Formato 21
Foto: AP

Compartir

Comentarios