Los gobiernos de Rusia y China se manifestaron en contra de la medida adoptada por el presidente de Estados Unidos.
El Kremlin señaló que un eventual rechazo de Trump a certificar el acuerdo internacional sobre el programa nuclear iraní “podría agravar seriamente” la situación.
 Afirmó que las acciones de este tipo afectaran la previsibilidad, la seguridad, la estabilidad y la no proliferación en todo el mundo.
En tanto, el gobierno chino dijo que el acuerdo es importante para asegurar el régimen internacional de no proliferación nuclear, así como la paz y la estabilidad de la región.
Confió en que todas las partes sigan preservando y aplicando este acuerdo.
Trump anunciará hoy una nueva estrategia hacia Irán para contrarrestar lo que calificó como “actividades desestabilizadoras” en Medio Oriente, que amenazan su seguridad nacional y la de sus aliados y socios en la región.
Redacción Formato 21

Foto: AP

Comentarios