La organización Human Rights Watch espera que la Corte Penal Internacional autorice investigaciones en Afganistan e Irak, por supuestas torturas de Estados Unidos y Reino Unido contra prisioneros de guerra, tras un informe de la Fiscalía que señala indicios de criminalidad.
Entre los crímenes que deben esclarecerse hay homicidios, torturas, tratos inhumanos, violación y otras formas de violencia sexual, cometidos, supuestamente, entre marzo de 2003 y julio de 2009.
Estados Unidos ya ha rechazado públicamente la investigación y, al igual que otras potencias militares como Rusia, China o Israel, no ha ratificado el Estatuto de Roma.
Redacción Formato 21.
Foto: AP

Compartir

Comentarios