Una potente explosión dañó un recinto judicial en el centro de Atenas en las primeras horas del viernes, después de que el Parlamento aprobara sanciones contra los manifestantes contrarios al rescate de Grecia que suelen reunirse en el edificio.
Nadie resultó herido en el ataque tras llamadas de advertencia a las oficinas de un diario y un sitio web de noticias, afirmó la policía.
Más tarde la policía encontró la camioneta utilizada por los atacantes después de que le prendieron fuego.
El Parlamento había aprobado unas horas antes medidas para sancionar a los manifestantes que se congregan de forma periódica en el complejo judicial en un intento de interrumpir las subastas semanales de viviendas desahuciadas.
La explosión del viernes causó grandes daños a la fachada de mármol y vidrio del Tribunal de Apelaciones de Atenas, un edificio que se encuentra junto al Tribunal Supremo del país y cerca de la sede de la policía griega.
“Este acto criminal es atroz y condenable porque los autores no solo causaron daños materiales, sino que hubo una amenaza directa a la vida de un guardia policial”, afirmo el Ministro de Justicia Stavros Kontonis.
Un guardia de seguridad dijo haber visto a dos hombres, que se cree eran los atacantes, que dejaron una bolsa ante la entrada del tribunal, explicó el portavoz de la policía Theodoros Chronopoulos.
Redacción Formato 21
Imagen AP

Compartir

Comentarios