El poeta y escritor, Javier Sicilia, fundador del Movimiento por la Paz y Justicia con Dignidad, renunció a sus labores en la Universidad Autónoma del estado de Morelos (UAEM).
En una carta dirigida al Rector Gustavo Urquiza Beltrán, Javier Sicilia lamenta que, como máxima autoridad de esa casa de estudios, sea desleal al ejercicio del saber y haya faltado a su palabra de ejercer un buen gobierno en una institución universitaria.
El poeta y escritor acusó a Urquiza Beltrán de ser un académico que desconoce el sentido de las relaciones humanas y políticas.
Javier Sicilia denunció que Gustavo Urquiza fue electo Rector por motivos clientelares, pues en la terna no figuraba como el más capaz para ejercer el cargo, sino como el más “cómodo” y manipulable.
“Todo ser humano, Gustavo, merece respeto, deferencia, sentido de la alteridad; mucho más cuando en el orden de una institución que se funda en estructuras jerárquicas, ese ser humano es, por el puesto que ejerció y por su trayectoria al servicio del saber y del país, alguien que merece, por parte de quien está en la representación de la institución, una deferencia más precisa”, escribió Javier Sicilia, al acusar la cerrazón al diálogo mostrada por Urquiza.
El fundador del Movimiento por la Paz y Justicia con Dignidad, asegura que se ha permitido un clima de linchamiento a su persona y actos de terrorismo laboral por parte del propio líder sindical de los maestros de la Universidad Autónoma del estado de Morelos.
“Sé que soy un personaje incómodo para quienes actúan de manera inmoral; sé, por lo mismo, que soy un hombre cuyo trabajo, el cual le ha dado sentido y dignidad a la Extensión Universitaria, está más allá de la mediocridad y el clientelismo de las autoridades de esa Casa de estudios”.
“Si un rector y una universidad pueden avalar esos actos, el país ya no tiene ninguna salida hacia la civilidad”, advierte Javier Sicilia.

Redacción Formato 21
Foto: @poetasunidos

Compartir

Comentarios