Andrés Manuel López Obrador aseguró que el presidente Enrique Peña Nieto o el ex presidente Carlos Salinas de Gortari, le pidieron al empresario Carlos Slim, que saliera a dar una conferencia de prensa, para defender la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México en Texcoco.
El tabasqueño consideró que están utilizando al empresario Slim, para tratar contrarrestar el avance de su movimiento, e insistió en que dicho proyecto es un barril sin fondo.
“Esto de Slim de hoy es parte del nerviosismo. Seguramente le pidió el favor Salinas, Peña, para que nos cuestionara, pero yo le diría a Carlos Slim que es una buena persona, que se serenara, y que se tranquilizara, que yo no estoy en contra de los empresarios.
Lo único es que ya no quiero, porque así me lo pide el pueblo de México, que haya corrupción”.
López Obrador sostuvo que la construcción de la nueva terminal aérea en el Lago de Texcoco no es negocio para los mexicanos, sino para un pequeño grupo de empresarios. Sin embargo, advirtió que él velará por los intereses de la nación.
“Él es contratista, si es como dice él, un buen negocio, pues que lo haga con su dinero, si lo hace con su dinero se le puede dar la concesión, si él considera que es buen negocio que lo construya con su dinero y de le da la concesión”.
Agregó que en caso de que gane los comicios del primero de julio, buscará a Carlos Slim, a otros empresarios y al presidente Enrique Peña Nieto dos días después de la elección, para convencerlos de que la mejor opción es construir dos pistas en la Base Aérea Militar de Santa Lucía.
Con información de Gaspar Vela
Redacción Formato 21

Imagen TW @lopezobrador_

Compartir

Comentarios