China usó pequeños chips insertados en computadoras de firmas estadounidenses fabricadas en el país asiático, para robar secretos tecnológicos de Estados Unidos, reveló la agencia de noticias Bloomberg.
Estos chips, más pequeños que un grano de arroz, se utilizaron en equipos fabricados para Amazon, que fue la primera empresa en alertar a las compañías estadounidenses.
También fue el caso de Apple, así como otras multinacionales y agencias gubernamentales que podrían estar afectadas por este espionaje industrial, según la agencia de noticias.
La investigación, que realizaron autoridades estadounidenses durante tres años, revela que los delincuentes habrían creado una “puerta oculta” en las computadoras.
Al citar a funcionarios de Estados Unidos, bajo condición de anonimato, Bloomberg informó que una unidad del Ejército Popular de Liberación chino está involucrada en la operación.
Las computadoras que contienen el chip fueron fabricadas por la empresa estadounidense Super Micro Computer, que tiene una planta de fabricación en China.
La compañía produce equipos informáticos para el Departamento de Defensa de Estados Unidos, las operaciones de drones de la CIA y las redes de buques de guerra de la Marina.
En un comunicado, Apple afirmó que “nunca ha encontrado chips maliciosos, manipulaciones de computadoras o vulnerabilidades creadas intencionalmente en ningún servidor”.
Según Bloomberg, Amazon descubrió el problema cuando adquirió la compañía de software Elemental y examinó los servidores fabricados por Super Micro.
Redacción Formato 21

Foto: AP

Comentarios