Robert Smith siempre ha sido conocido y ubicado como un gótico, en pocas palabras, lo encasillaron en una estética andrógina en la que predomina el color negro y los maquillajes pálidos. Pero él lo ha descartado tajantemente.
 
“Nos vimos atrapados en ese estilo en un momento concreto cuando los góticos empezaban. Yo tocaba la guitarra con Siouxsie and The Banshees así que tuve que meterme en el papel. Lo gótico era como una pantomima para mí. Nunca me lo he tomado realmente en serio“, según dijo a Time Out.
 
El vocalista de The Cure dice que la gente lo ubica de esa manera, razón por la cual no ha abandonado dicho personaje y estilo. Además, existe una razón prosaica: tengo mis rasgos mal definidos y una piel naturalmente pálida.
Smith actualmente se encuentra trabajando en nuevo material para la banda, lo que sería un disco nuevo en 10 años.
 



 

Compartir

Comentarios