A pesar de las protestas, senadores rusos aprobaron este miércoles la impopular reforma de las jubilaciones, y que el presidente Vladimir Putin deberá firmar próximamente, precisó el Kremlin.
“Cuando esta ley llegue hasta el presidente, se puede esperar que la firme sin aguardar indefinidamente”, declaró a los periodistas el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.
La ley, después de haber sido adoptada por los diputados la semana pasada, fue validada el miércoles por el Consejo de la Federación, la cámara alta del parlamento ruso. El último paso para que entre en vigor es la firma del presidente.
Esta reforma ha generado un gran descontento en Rusia, mermando la popularidad de Vladimir Putin y provocando inesperados reveses electorales para el partido en el poder durante las elecciones regionales en septiembre.
Redacción Formato 21
Foto: AP

Compartir

Comentarios