El presidente de Rusia, Vladimir Putin, advirtió hoy a Estados Unidos que, si abandona un histórico tratado de misiles nucleares y “fabrican misiles, Rusia también lo hará”.
Señaló que su país responderá rearmándose con cohetes de medio y corto alcance, cuya producción ha estado controlada por el acuerdo suscrito en 1987.
Las declaraciones del mandatario ruso a agencias de noticias se producen un día después de que el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, anunció ante la OTAN que Washington suspendería sus obligaciones sobre el Tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio de 1987 en el plazo de 60 días, citando un “engaño” de Rusia. Moscú negó haber violado el pacto.

Donald Trump anunció antes este año su decisión de retirarse del INF, considerado una piedra angular de la seguridad global, acusando a Rusia y China, que no firmó el acuerdo, de violarlo.

Putin dijo que la decisión de Washington acerca del INF supone que las autoridades estadounidenses han decidido que su país debe tener estas armas. La respuesta de Moscú, según el mandatario, será: “Nosotros haremos lo mismo”.
Redacción Formato 21
Foto: AP

Comentarios