Activistas, conocidos como “chaquetas amarillas”, protestaron en el centro de París en donde incendiaron vehículos, quebraron ventanas, saquearon negocios y pintaron grafitis en el Arco del Triunfo.
Los inconformes continúan manifestándose en contra del alza de los impuestos y por el mandato del presidente Emmanuel Macron.
Ante estos hechos miles de policías fueron desplegados para tratar de detener la violencia, sin embargo, los activistas se enfrentaron con los uniformados, quienes arrojaron gas lacrimógeno y usó cañones de agua, en su intento por sofocar el tumulto en las calles.
Los disturbios dejaron, al menos, 110 personas heridas, 20 de ellos agentes, además, 224 personas fueron arrestadas.
El presidente de Francia, se encuentra en Argentina, en el marco de la cumbre del G20, desde donde condenó los hechos violentos y dijo que quienes agredieron a la policía y vandalizaron el Arco del Triunfo serán responsabilizados por sus actos.
Se prevé que este domingo Macron sostenga una reunión gubernamental de emergencia para discutir sobre las protestas que se llevan a cabo en el país.
Redacción Formato 21

Foto: AP

Comentarios