Esta mañana, el reporte de un tirador activo en la escuela secundaria Topsail, en la localidad de Hampstead, Carolina del Norte puso en alerta a las autoridades y provocó evacuaciones y cierres perimetrales.

Sin embargo, una caldera en mal estado fue lo que provocó las detonaciones que se escucharon como disparos de un rifle semiautomático AR-15.

En declaraciones a un diario local, Tom Collins, director de gestión de emergencias del condado de Pender, Carolina del Norte confirmó que no hubo atacante, “Fue una caldera en mal estado”.

Redacción: Formato 21

Foto: Google Maps

Comentarios