El presidente estadounidense, Donald Trump, lanzó un nuevo ataque este jueves contra la investigación sobre la supuesta colusión de su campaña de 2016 con Rusia.
El hecho ocurre una semana después de haber despedido al secretario de Justicia, levantando dudas sobre el futuro de las pesquisas.
“No encontraron ninguna colusión y se han vuelto absolutamente locos. Le gritan a las personas, amenazándolas terriblemente con dar las respuestas que ellos quieren”, escribió Trump en Twitter.
“Son una desgracia para nuestra nación y no les importa cuántas vidas arruinan”, añadió el mandatario, retomando su mentada acusación de que se trata de una “ABSOLUTA CACERIA DE BRUJAS COMO NINGUNA OTRA EN LA HISTORIA ESTADOUNIDENSE”.
El último bombardeo verbal del inquilino de la Casa Blanca toma un nuevo significado tras haber nombrado a Matthew Whitaker, un crítico público de la investigación, como fiscal general interino en reemplazo de Jeff Sessions, despedido la semana pasada.
Esa decisión coloca a Whitaker a cargo de supervisar la investigación de Mueller.
Tras año y medio de pesquisas, una treintena de personas y entidades rusas o estadounidenses han sido inculpadas.
El miércoles, un intento del senador republicano Jeff Flake, crítico de Trump, y el senador demócrata Chris Coons, de proteger a Mueller fue bloqueado por el líder de la mayoría republicana, Mitch McConnell.
Redacción Formato 21
Foto: AP

Compartir

Comentarios