El presidente estadounidense llega este jueves al país europeo para una visita de cuatro días marcada por manifestaciones contra su política sexista, racista, bélica, de odio y de negación del cambio climático.
Donald Trump llegará a mediodía a Londres procedente de la cumbre de la OTAN de Bruselas y, aunque se alojará en Winfield House, la residencia del embajador de Estados Unidos cerca de Regent Park, su programa evita la capital británica, donde se concentrarán las protestas.
Así, los encuentros con la primera ministra Theresa May y la reina Isabel II tendrán lugar en la mansión de Chequers y en el castillo de Windsor, respectivamente.
El presidente y su esposa, Melania, asistirán este jueves a una cena de gala con empresarios en el palacio de Blenheim, una casa de campo cerca de Oxford en la que, en 1874, nació Winston Churchill, primer ministro durante la Segunda Guerra Mundial.
Trump y May ofrecerán una conferencia de prensa el viernes y el domingo el presidente estadounidense viajará a Helsinki para reunirse el lunes con el mandatario ruso, Vladimir Putin.
Un sondeo del instituto YouGov revela que el 77 por ciento de los británicos tiene una opinión desfavorable de Trump, el 74 por ciento lo considera un sexista y el 63 por ciento un racista.
Casi la mitad de las mil 648 personas encuestadas estima que la reina no debería recibirle.
Un globo gigante representando a Donald Trump como un bebé en pañales flotará en el cielo de Londres durante la visita del presidente estadounidense, autorizado por el alcalde, Sadiq Khan
El globo de seis metros de largo de Trump en pañales estará ubicado a 30 metros de altura cerca del Parlamento.
Redacción de Formato 21
Foto: AP
 

Compartir

Comentarios