Luis Pineda y Carlos Gershenson, investigadores de la Universidad Nacional Autónoma de México, señalaron que, se trata de un esquema de ajuste de tiempos. Funcionaría cuando hay retraso en los trenes lo que ocasiona saturación en las siguientes estaciones.
La propuesta es desarrollar y aplicar un algoritmo de autorregulación que, en caso de una interrupción en el servicio, facilitaría la recuperación del sistema y no tendrían que pasar horas antes de que las corridas de trenes se regularizaran.
La ventaja es que ya no se acumularían los pasajeros al balancearse las corridas de trenes.
Ya se han hecho simulaciones en computadora con los datos reales generados durante el trabajo desarrollado en el 2016 en la estación del metro Balderas. Entonces se probó con éxito, un sistema de señalización para mejorar el abordaje y descenso de pasajeros en los vagones.
Precisaron que para que el método funcione, es importante mantener un flujo de información en tiempo real para que cada convoy se adapte a la demanda de pasajeros en las estaciones.
Redacción Formato 21
Imagen AGU CDMX

Compartir

Comentarios