El presidente Enrique Peña Nieto defendió el papel que juega la sociedad civil organizada en el fortalecimiento de la democracia y la defensa de los derechos humanos.
Al inaugurar la exposición permanente de un fragmento del Muro de Berlín, en el Museo Memoria y Tolerancia, advirtió que poner en duda la valía de las organizaciones civiles es injusto e irresponsable; y señaló que un gobierno que no acepta la crítica, el escrutinio público y la libertad de expresión es uno que siembra la intolerancia y la confrontación en la sociedad.
Peña Nieto dijo que el trabajo de la sociedad civil representa un gran aporte para la causa de la dignidad humana y contribuye al cambio cultural que necesitamos para construir una sociedad de derechos.
También afirmó que México seguirá alzando su voz para exigir la restitución de la democracia en Venezuela, y consideró que no podemos callar ante la crisis política, económica, social y humanitaria que vive ese país.
Destacó que, en Lima, Perú, 16 países del continente americano, exigieron la restauración de la institucionalidad democrática en Venezuela, así como el respeto a los derechos humanos y la plena vigencia del Estado de derecho.
El Ejecutivo Federal puntualizó que México tiene una larga historia en la que ha abierto sus puertas a refugiados exiliados y migrantes, recordó que así ocurrió en casos como el del pueblo judío que sufrió persecución en la época del holocausto, o el exilio chileno tras el golpe de estado en 1973.
Con información de Víctor Gamboa
Redacción F21
Foto: Facebook / @EnriquePN

 

Comentarios