Del 21 al 26 de agosto se realizará la Reunión Mundial de Familias, organizada por la Santa Sede.
El tema central del encuentro será el escándalo de los abusos por parte de sacerdotes, dada la magnitud del hecho y el encubrimiento en Irlanda que echó por tierra la credibilidad de la Iglesia católica en ese país.
El Vaticano, confirmó que uno de los asesores del papa Francisco, el cardenal Sean OMalley, encabezará el seminario sobre la protección de los niños, en el que participarán sobrevivientes de los abusos.
Se espera la presencia del papa Francisco en Dublín en los últimos días de la reunión. El cardenal Kevin Farrell, quien encabeza la oficina vaticana de los laicos y la familia, dijo que todos los detalles del evento se anunciarán en los próximos días.
Entre 2005 y 2009, el Vaticano se negó a cooperar con tres investigaciones del gobierno irlandés que documentó violaciones, manoseos y otros tipos de abuso que sufrieron miles de niños a manos de sacerdotes en sus parroquias y por monjas y hermanos en internados y orfanatos.

Los obispos irlandeses no informaron ni un solo caso a la policía hasta 1996 cuando las víctimas comenzaron a demandar a la Iglesia.
Redacción Formato 21
Foto: AP

Compartir

Comentarios