En Grecia, familiares desesperados buscan en la morgue de Atenas a sus seres queridos desaparecidos en los incendios más letales en décadas, mientras rescatistas y voluntarios continúan la búsqueda de otras posibles víctimas.
Los equipos de rescate revisan casa por casa en el puerto de Rafina, mientras que la guardia costera y buzos rastrean la costa de las zonas más afectadas por el incendio y una isla desierta próxima.
La mayoría de los cuerpos están muy calcinados por lo que la única forma de identificarlos es a través del ADN y de registros dentales.
El Ejército de Grecia indicó que está usando videograbaciones tomadas por drones de combate de Estados Unidos y de aviones de vigilancia para tratar de determinar si el fuego fue provocado y evitar futuros incidentes.
Con información de AP
Redacción Formato 21
Foto: AP

Compartir

Comentarios