Alberto Cortés

Su primer largometraje “Amor a la vuelta de la esquina” (1986), lo hizo merecedor del Ariel y la Diosa de Plata, ambos premios en la categoría a Mejor Ópera Prima, y el primer lugar en el Tercer Concurso de Cine Experimental.

Compartir

Comentarios