El barrio de Tacubaya

Atlacuihuayan fue su nombre prehispánico y significaba “lugar donde se tuerce el río”. Según fray Bernardino de Sahagún, los sacrificios de niños ahí eran terribles. Contaba con un adoratorio dedicado a la diosa Cihuacóatl justo en donde hoy se ubica el templo y ex convento dominico.

Compartir

Comentarios