El Fénix de oriente

Tras la desintegración de la Unión de Repúblicas Soviéticas Socialistas en 1991, Boris Yeltsin, primer presidente de la Rusia postsoviética, llevó a cabo una política prooccidental bajo los conceptos de desideologización, desmilitarización y democratización interna, esperando que fuera aceptada Rusia por los países poderosos de occidente como socio y aliado con igualdad de derechos.

Compartir

Comentarios