La golosina visual

Frente al nuevo poderío de las comunicaciones de masas, la pregunta que se plantean los ciudadanos no es: ¿estamos manipulados?, puesto que la respuesta a esta cuestión, como sabemos, es desgraciadamente afirmativa, sino, cómo somos influidos, controlados, condicionados… en suma, cómo somos mentalmente violados.

Compartir

Comentarios