Los grandes maestros de la historia

El ser maestro significa invertir los años en uno de los trabajos más nobles que existen. Una labor que tiene el compromiso con la sociedad de moldear la conducta y el aprendizaje de quienes son sus alumnos. La materia prima del maestro es el ser humano, he ahí la complejidad de su misión, pues una obra mal construida por un albañil sí puede modificarse o reconstruirse, pero lo bueno o malo que el maestro siembre en el corazón de sus estudiantes le marcará para toda la vida.

Compartir

Comentarios